Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación
Justicia, Paz, Integridad<br /> de la Creación

Seguridad hídrica para todos

Newark 23.10.2020 Jpic-jp.org Traducido por: Jpic-jp.org

El derecho de todas las personas al agua potable y al saneamiento fue reconocido por la Asamblea General de la ONU en 2010. Un grupo de expertos iniciado por la Coalición del Agua (Coalition Eau) y la Fundación Libertades de Francia (Fondation France Libertés) ha trabajado durante dos años para hacer efectivo este derecho en Francia y para su integración en la legislación francesa.

Este trabajo dio como resultado un texto filosófico y un texto legal que fue presentado, como proyecto de ley, a los parlamentarios franceses.

En septiembre de 2013, la Asamblea Nacional de Francia registró el proyecto de ley n° 1375 destinado a la implementación efectiva del derecho humano al agua potable y al saneamiento en Francia. Luego de meses de discusiones y trabajo con los diferentes actores, se presentó un nuevo proyecto de ley, el n°2715.

Sobre esta base, el 23 de marzo de 2020, los miembros de la Coalición del Agua y la Fundación Libertades de Francia, para que este derecho sea reconocido a todos, lanzaron el Llamamiento por la seguridad hídrica de todos los habitantes de la Tierra (Appel pour la sécurité hydrique de tous les habitants de la Terre).

En particular escriben: “¡Agua! ¡ Agua! ¡En nuestro planeta azul! ¿Pero qué agua? ¿Para quién? ¿En qué momento? ¿Bajo qué condiciones? Estas son preguntas vitales para el futuro de la humanidad. El desastre sanitario causado por el coronavirus está en el centro de las preocupaciones de hoy. La crisis climática que ya ha comenzado también tendrá consecuencias planetarias catastróficas para los habitantes más frágiles de la Tierra. Como parte de las lecciones que se pueden aprender de lo que está sucediendo y de lo que está por venir, es fundamental garantizar nuestra seguridad colectiva, que se ve gravemente amenazada por la creciente escasez del agua, esencial para toda vida. Esto es lo que nos lleva a proponer la creación de un Consejo Ciudadano de Seguridad del Agua a todos los niveles: local, regional, nacional, continental, y también mundial”.

La ONU "estima que, sin cambiar de rumbo, para 2030 el planeta enfrentará una escasez de agua del 40%". Ya se siente hoy. La sequía no solo afecta a regiones que se sabe carecen de agua, sino también a Bélgica, Francia, el norte de Italia y Alemania. Sin embargo, continuamos la depredación del recurso hídrico sin límite ni conciencia”.

Una de las minas de carbón más grandes del mundo, El Cerrejón en Colombia, consume 34 millones de litros de agua por día, mientras que la Valonia (que tiene 3,8 millones de habitantes) requiere todos los días de 452 millones de litros de agua para todas las actividades combinadas (bebida, higiene, salud, alimentación, vivienda, actividades industriales, servicios, etc.).

“Hasta hace poco, se consideraba el agua un recurso abundante y las autoridades y los actores económicos no parecían tener ninguna preocupación por los miles de millones de personas sin acceso a servicios de agua potable y saneamiento, como sigue siendo el caso hoy en día para 2.100 millones y 4.200 millones de seres humanos, respectivamente”.

El mundo empresarial, por el contrario, pone actualmente la inseguridad hídrica y sus efectos entre los cinco principales desafíos mundiales para los próximos años. “Pero los legisladores parecen preocuparse solo por la seguridad del suministro de agua para la economía. En efecto, si falta agua, ¿qué será de las grandes multinacionales como Coca-Cola, Nestlé, Danone, Unilever, Solvay, Arcelor-Mittal, BASF, deportes de invierno, pasta Barilla, la industria del cemento, la producción de microcircuitos, la producción de energía hidroeléctrica?".

La seguridad hídrica corre el riesgo de convertirse en objeto de una reapropiación por parte de grupos económicos y financieros (seguridad para la economía) y de los estados más poderosos por razones geopolíticas (la llamada seguridad nacional). Si este fuera el caso, el mundo se enfrentaría a nuevas "guerras por el agua", más devastadoras que las vividas en siglos pasados.

“¿Tenemos que prepararnos para ello?". Las guerras por el agua son evitables, pero necesitamos "una cultura realista y una política de seguridad hídrica" ​​que apunte "a la seguridad colectiva, integrando una visión y un propósito de vida digno para todos los habitantes de la Tierra".

"La humanidad y otras especies vivientes no necesitan conflictos por este recurso, sino nuevas reglas, líderes dispuestos a construir un mundo diferente, menos violento y que evite la decadencia en curso".

Así que aquí está “este llamado a la movilización sin fronteras a favor de la seguridad hídrica para todos. No dejemos que la depredación del agua en nombre de los intereses más fuertes se apodere del destino de la Tierra. La justicia por el agua para todos los habitantes de la tierra requiere urgentemente un gran acto de valentía política global: la seguridad planetaria de la primera res publica del mundo que es el agua para la vida”.

Únete a nosotros! Contactoevanpoel@hotmail.com (Grupo de trabajo eco-resiliente d’Etopia).

Deje un comentario

Los comentarios de nuestros lectores (1)

Paul Attard 30.10.2020 Of all the numerous so-called "rights" that proliferate these days, this one must surely come near the top of the list, along with 'right to life' because without decent water to drink there is no life. Unfortunately, human greed will often trump availability of water. It will have to take a major crisis on a pandemic level for humans to realise the value of water. From the Aral Sea to Lake Chad, from the river Nile to the Tigris/Euphrates man has exploited the environment and the tragic results are to be seen. But, this is one positive 'small step for mankind' that brings hope for the future.